¿SON EFECTIVOS LOS ANÁLISIS DE CAUSA RAIZ QUE HACEMOS EN LA EMPRESA?

| 23 octubre 2017

Para el interés de nuestros lectores, hacemos eco de estas lineas publicadas por el Ing. Jesús Parra Urdaneta, cuyo link es: https://es.linkedin.com/pulse/son-efectivos-los-an%C3%A1lisis-de-causa-ra%C3%ADz-que-estamos-uzcategui-parra

Esperamos sea de su agrado.

«Muchos son los factores que afectan la efectividad de los análisis de causa raíz (ACR) ejecutados en nuestras empresas, el principal radica en el desconocimiento de la aplicación y el alcance de esta metodología.

Algunas empresas han detectado esta carencia y han creado estrategias encaminadas a la capacitación de todo su personal, partiendo desde su nivel gerencial y pasando por los niveles estratégicos, técnicos y operacionales; capacitando y formando líderes en este proceso de análisis y detección de fallas y creando procedimientos para su aplicación y desarrollo.

A pesar de esta capacitación y entrenamiento, los problemas continúan ocurriendo, no por el hecho de la técnica o herramienta en sí mismo, sino por la forma de aplicación de la metodología, desde la detección de evidencias y causas que lleven a la investigación hasta el logro del objetivo final.

Aquí comienzan a surgir las dudas:

  • Porqué de la recurrencia?
  • Cómo es posible aplicar una metodología de ACR estructurada para evitar que los problemas vuelvan a ocurrir y continúan sucediendo?

Deberíamos responder las siguientes preguntas:

  1. La solución implementada no fue eficaz?
  2. La solución propuesta fue eficaz pero no se implementó?
  3. La solución era eficaz pero fue modificada en el tiempo?.

En el primer caso la eficacia de la solución debe garantizar la no recurrencia del evento, pero ¿qué pudo haber sucedido?:

  • Que en el proceso de investigación hayan quedado eventos que no fueron incluidos y que probablemente son los que pudieron contener una solución efectiva.
  • La causa seleccionada no tenía evidencias de  buena calidad, que hacen incierta la existencia del evento

En otras oportunidades la no implementación de la soluciones es el resultado de decisiones fuera del contexto del trabajo del equipo de investigación, tomadas por otras personas cuyos intereses particulares privan de la ejecución de un plan de acción. También es posible que el plan de acción no haya sido ejecutado, esto es muy común cuando la organización no está comprometida totalmente con sus procesos de mejora.

La modificación de la solución sucede muy a menudo cuando los tiempos se retrasan, cuando existen intereses particulares, cuando se toman en forma parcial por cuestiones presupuestarias o también cuando dependen de otros sectores o personas externas al equipo de trabajo.

Esto da lugar a que en el proceso de ACR se deba tener presente tres aspectos particulares:

  1. El proceso de investigación
  2. El seguimiento del plan de acción y
  3. Las responsabilidades del equipo de trabajo en el proceso de ACR

Para ayudar a aclarar estos tres aspectos que pudieran estar afectando los resultados de la aplicación de los ACR, vamos a describir un poco el Proceso de Investigación.

Este proceso se inicia con una buena y clara definición del problema. Esto nos permitirá ahorros de tiempo, esfuerzo y dinero al momento de ejecutar el Análisis Causa Raíz, ya que enfoca el esfuerzo de la investigación.

Cuando ocurre un evento, se debe sospechar de aquellas áreas o condiciones que no están bien definidas o sustentadas por los hechos. Adicionalmente, la manera en la cual el problema es descrito inicialmente, podría ser muy subjetivo o ambiguo.

Para ayudar a recopilar la información que el Equipo Natural de Trabajo está buscando, se pueden incluir algunas preguntas, por ejemplo:

  1. ¿Cuál es el problema? (enunciado)
  2. ¿Cómo ocurrió el problema?
  3. ¿Dónde ocurrió el problema? Y ¿Dónde no ocurrió?

El Equipo Natural de Trabajo debe identificar los eventos más significativos. El objetivo es determinar cuáles son los eventos y fallas más importantes. Esta información se utiliza para analizar los costos de las fallas en una instalación y clasificar los problemas encontrados en orden de importancia económica. Se deben identificar los problemas específicos que dan el mejor retorno a la inversión. Hay dos tipos de problemas básicos: Esporádicos y Crónicos.

Cuando se comienza a analizar un problema específico es de primordial importanciapreservar las evidencias de las fallas. La recolección de datos es una parte integral del Análisis Causa Raíz. Sin la información de la falla, es virtualmente imposible descubrir las causas raíz.

Esta información puede ser, entre otra, la siguiente:

  1. Condiciones de la instalación, procesos, sistemas, maquinaria o equipo, previas, durante y posteriores al evento ocurrido,
  2. Registros de la instrumentación de los sistemas de detección, alarma, parámetros de operación y protecciones operadas,
  3. Antecedentes históricos del desempeño de los procesos, sistemas, maquinaria o equipo,
  4. Acciones autorizadas o no, que se realizaron previas al evento ocurrido,
  5. Información aportada por el personal involucrado en el evento ocurrido como son (ruidos, vibraciones, olores, condiciones anormales, actos inseguros, entre otros),
  6. Recolección de evidencias físicas de los daños ocurridos,
  7. Cualquier otra información que pueda facilitar el proceso de análisis,
  8. Procedimientos, lineamientos de fabricantes e instrucciones especiales relacionadas con los procesos, sistemas, maquinaria o equipo afectado,
  9. Condiciones de seguridad de las instalaciones, sistemas, maquinaria y equipo previas  al evento,
  10. Resultados previos de análisis de riesgos, evaluaciones, supervisiones y auditorias técnicas de seguridad,
  11. Informes de investigaciones y análisis de accidentes similares o relacionados con el evento, en el centro de trabajo,
  12. Registros de capacitación y competencia del personal involucrado,
  13. Informes de pruebas de laboratorio, tales como análisis metalúrgicos y de fallas destructivas y no destructivas,
  14. Investigación para verificar si en la experiencia operacional externa existe información de eventos similares.

Con esta información recolectada, podremos iniciar el Análisis Causa Raíz utilizando los diferentes métodos disponibles. En algunos eventos simples o evidentes, una sola metodología puede ser utilizada, sin embargo para que el análisis sea más efectivo y preciso, en la mayoría de los casos, sobre todo cuando las causas no son tan evidentes, se requiere utilizar más de una metodología, combinando los resultados finales de las que se hayan seleccionado.

El análisis de fallas y la verificación de las causas raíces, debe permitirnos determinar las causas raíz físicas, humanas y del sistema, para cualquier tipo de falla.

Comunicar los resultados es el paso esencial para documentar los hallazgos en las investigaciones del ACR y las recomendaciones asociadas. Estos hallazgos se deben analizar con el personal apropiado y pueden requerir de reuniones con la alta gerencia. Muchas de estas recomendaciones requerirán la toma de decisiones que impactarán las operaciones de la empresa y en otros casos, la inversión de dinero en proyectos dirigidos a alcanzar mejoras propuestas.

Se debe tener en cuenta que una de las metas principales de la Confiabilidad Operacional es incorporar el ACR como una parte de la Cultura Organizacional. Esto facilitaría el análisis y la deducción lógica del porqué de los problemas.

Parte de la responsabilidad que asume el facilitador del sistema, es analizar la implantación de las recomendaciones y realizar el seguimiento de su ejecución. Los resultados pueden ser comparados y medidos mediante la reducción en los costos de mantenimiento, el mejoramiento en las tasas de producción, la reducción de las tasas de falla, etc.

El ACR sería una actividad sin valor agregado si no se actúa sobre las recomendaciones y las soluciones no son implementadas en el tiempo establecido.

Imagínese la siguiente situación:

Debido a la presencia de fallas recurrentes que se han venido presentando en su empresa, se organiza estratégicamente un equipo para identificar y resolver la situación. Este equipo estará conformado por las personas de mayor conocimiento y experiencia, lo cual sería garantía de éxito de esta misión. El equipo desarrolla hábilmente estrategias para recolectar información apropiada sobre la falla respectiva. Se recolecta la información y se la presenta para ser analizada. Se utiliza un proceso lógico deductivo para asegurar que todas las hipótesis desarrolladas sean válidas y se determinan varias causas raíces de origen físico, humano y de organización. Se desarrollan recomendaciones para mitigar o eliminar las causas identificadas. Se presentan dichas recomendaciones a los responsables de tomar decisiones quienes autorizan su implementación y eso es lo último que se oye del ACR.

Le resulta conocida esta situación?

Después de todo el tiempo gastado y el dinero empleado para buscar la solución de los problemas, nos quedaremos simplemente sin hacer nada?

Será que a nadie le duele los resultados negativos generados en la empresa por no tomar alguna decisión que haga remecer los cimientos de la corporación y que por el contrario, sea preferible continuar de la misma manera?

Las Tecnologías en todo el mundo han sido creadas por la necesidad de mejorar procesos, métodos, procedimientos, etc. Si han quedado establecidas en las corporaciones, es porque han dado resultados, y donde no, normalmente se debe a que grupos directivos, gerenciales o supervisorios, desconociendo el avance de la ciencia y la tecnología, las mejoras de procesos y procedimientos, toman decisiones no acordes a la evolución industrial y en este caso a la evolución del mantenimiento.

En resumen, es importante no sólo el conocimiento de la herramienta de análisis causa raíz, debemos capacitarnos en cuanto a sus objetivos, sus procedimientos, y los pasos correctos para su aplicación, pero sobre todo es importante estar convencidos que ésta metodología permitirá mejorar nuestra gestión corporativa. Esta mejora sólo será posible si las recomendaciones que surjan de cada investigación, se convierten en acciones reales, con seguimiento continuo y haciendo los ajustes que seguramente será necesario ejecutar en el tiempo.

Como dije en un párrafo anterior, investiguemos cómo han hecho otras empresas, que al establecer el análisis causa raíz como una herramienta cotidiana en el trabajo, han logrado alcanzar niveles de competitividad altos a partir de excelentes resultados operativos.

Sólo nos queda tomar acción».

 

Categoría: Artículo técnico, Noticias, PlanetRAMS

Comments are closed.