Parte I. Reflexiones sobre procesos de optimización en: Mantenimiento, Confiabilidad y Gestión de Activos

| 24 diciembre 2017

Saludos cordiales a todos, en vísperas de la navidad, les deseo unas navidades confiables con un 100 % de probabilidad de éxito y salud para el próximo año 2018.

A continuación resumo en una primera entrega, algunas reflexiones personales sobre las experiencias obtenidas, es muy probable que algunas de estas reflexiones aparezcan un poco desordenadas y también se repitan algunas ideas y algunos términos como: procesos básicos, cosas básicas, aspectos básicos….etc..

Comenzamos….
En estos últimos años, he tenido la oportunidad de conocer excelentes personas en diversos países que trabajan en diferentes tipos de industrias (energía, petróleo, refinación, petroquímica, manufactura, minería, naval, agroindustria, alimentos, bebidas, trenes, aviación, entre otras). En este caminar, he tenido la dicha de participar en diferentes proyectos, relacionados con la optimización de los procesos del mantenimiento, la confiabilidad y la gestión de activos.
Diversas organizaciones se han montado en la ola (podría decir en la moda actual) del proceso de Gestión de Activos, se habla mucho sobre la gestión de activos, se generan argumentos de todo tipo, algunos con bases sólidas, otros sin ningún tipo de fundamentos, se hacen afirmaciones incoherentes en la que se confunden los procesos de Gestión de Activos con los procesos de Gestión del Mantenimiento y de la Confiabilidad o viceversa.

En algunos casos, hay empresas que buscan reconocimientos y certificaciones en diversas áreas: Gestión del Mantenimiento, Ingeniería de la Confiabilidad, Gestión de Activos, etc… Cuando iniciamos las asesorías en estas empresas, siempre hacemos una pregunta muy sencilla: ¿Cuál es el modelo básico de gestión del mantenimiento?, y para sorpresa, en muchas oportunidades, simplemente, no obtenemos ninguna respuesta, es decir muchas organizaciones, ni siquiera tienen un modelo básico de Gestión del Mantenimiento, entendiendo que los procesos básicos de mantenimiento, deberían forman parte de un gran proceso integral de gestión de activos. Es más, hay empresas que ni siquiera tienen definido los procesos de planificación y programación (en muchos casos no saben las diferencias entre estos dos procesos).

Seguimos expresando algunas ideas sobre la falta de procesos básicos gestión del mantenimiento, en algunas organizaciones ni siquiera se tienen formatos de órdenes de trabajo (se diseñan órdenes de trabajo de mantenimiento que no tienen ninguna estructura lógica con respecto a la información que se necesita para administrar de forma eficiente los procesos de mantenimiento y confiabilidad), no se tienen claros los conceptos fundamentales sobre los tipos de mantenimiento (preventivo y correctivo en sus términos más sencillos – no es necesario rebuscar e inventar tantos tipos de mantenimiento, exceso de definiciones sobre los tipos de mantenimiento, que en los últimos años, sobre todo con la aplicación de las diversas técnicas tales como: RCM, TPM, LEAN, RBI, PMO…….etc… se han incrementado las definiciones sobre los supuestos tipos de mantenimientos, generando más confusión que orden).

En otro orden de ideas, no se tienen bien definidos los conceptos fundamentales sobre indicadores técnicos de mantenimiento, como la Confiabilidad, Mantenibilidad y Disponibilidad, en ocasiones, las organizaciones, ni siquiera calculan ni se analizan los índices básicos, tales como: tiempos operativos hasta la falla, tiempos fuera de servicio, tiempos de reparación y resulta más incomprensible aún, que en muchas de estas empresas en la cuales no se calculan indicadores básicos, hayan adquirido softwares de simulación de análisis probabilístico de Confiabilidad, Mantenibilidad y Disponibilidad (RAM) y para seguir empeorando el escenario de gestión de indicadores básicos de mantenimiento, cuando revisamos una simple orden de trabajo de mantenimiento, no se cuentan con los campos ni con la información necesaria, que se requiere para calcular al menos, los indicadores básicos de mantenimiento. Lamentablemente, en muchas organizaciones, se cuentan con softwares de análisis probabilístico de confiabilidad, mantenibilidad y disponibilidad que son totalmente ineficientes ya que no tenemos la información mínima para poder alimentarlos, continuo insistiendo, no hemos aprendido a caminar y ya queremos correr.

Hacer las cosas básicas del mantenimiento bien hechas, en muchos casos, no lo estamos haciendo, se pierde el rumbo y una gran cantidad de organizaciones se convierten en aplicadores de muchas herramientas que están a la «moda», dichas herramientas se aplican forma desordenada y aislada (no se asocian a un modelo de Gestión del Mantenimiento), siguiendo en muchos casos, los malos consejos de supuestos expertos de mantenimiento. En resumen, muchas empresas, pierden el rumbo y el norte y vuelvo a insistir, al perderse en el camino, no se desarrollan los procesos básicos de gestión del mantenimiento y de la confiabilidad…… y a pesar de todo lo descrito anteriormente, las organizaciones insisten en embarcarse en procesos integrales de certificación, con unas bases muy débiles y sin los procesos básicos de mantenimiento y confiabilidad bien constituidos……..en cualquier momento, toda la estructura que soporta el proceso de Gestión de Activos, se nos puede caer……. pero eso muchas veces no importa, ya que lamentablemente, el objetivo final, que muchas organizaciones se plantean de forma errónea, es conseguir a toda costa alguna certificación, por ejemplo la familia de las ISO 55000….. Creo que es algo que muchas organizaciones deben tratar de reflexionar.

Cambiando de idea…. Ahora le toca el punto a el software de mantenimiento…..aquí vamos….
Muchas empresas que adquieren un software de mantenimiento asumen que el software comercial está desarrollado bajo un modelo integral de gestión de mantenimiento y lamento informarles, que esto no es cierto, una gran cantidad de los softwares de mantenimiento, no están diseñados bajo un modelo de optimización de gestión del mantenimiento y lamentablemente tampoco son desarrollados por expertos en mantenimiento (en este punto, me voy a ganar varios enemigos, sobre todo, los informáticos y los representantes de softwares de mantenimiento). Es importante aclarar, que no toda la culpa de la ineficiencia de los softwares de mantenimiento está relacionada con los desarrolladores de estas herramientas, una gran parte del origen de este problema, está asociado directamente a las propias organizaciones que compran el software… ya que vuelvo a la idea principal, las organizaciones que adquieren estos softwares, no tienen ni siquiera bien definido su propio modelo de gestión de mantenimiento y asumen que el software les solucionará este problema… y resulta que el software de mantenimiento no soluciona el problema de que la organización en estudio, no cuente con un modelo propio de gestión del mantenimiento…. Esto se complica aún más, sobre todo en el escenario que no se tiene el modelo de gestión de mantenimiento y se instala un software de mantenimiento que no tiene un diseño adecuado para optimizar los procesos de mantenimiento (muchos de los softwares de mantenimiento son simplemente bases de datos que incluyen procesos aislados de manejo de información, los cuales no están alineados con los procesos estratégicos del mantenimiento)……

Por los momentos, se nos terminó la inspiración, hacemos una parada en esta primera reflexión personal….. más adelante continuaremos generando otras reflexiones personales sobre temas que tanto nos apasionan: modas y técnicas de mantenimiento, falta de integración de indicadores RAM con indicadores financieros, factor humano en la confiabilidad, expertos en áreas del mantenimiento, la confiabilidad y la gestión de activos (autocrítica sobre los errores comunes que cometemos los asesores en estas áreas y sobre los falsos “Gurús”) entre otros temas ……….

En esta primera parte, solo detallamos reflexiones sobre puntos débiles, errores cometidos y procesos de optimización mal implantados en el área de Gestión del Mantenimiento…. en entregas futuras, también reflexionares sobre las buenas prácticas y los casos de éxitos de muchas empresas que han logrado entender, que la base del éxito de la optimización en las áreas del mantenimiento y de la confiabilidad, consiste en contar con un modelo integral que cubra todos los procesos fundamentales de la gestión del mantenimiento, de la confiabilidad y del riesgo a lo largo del ciclo de vida útil del activo, el cual a su vez, debe estar alineado con el proceso integral de gestión de activos de toda la organización……

Finalmente, les recuerdo que lo expresado anteriormente, son opiniones muy personales y por supuesto están abiertas a ser debatidas…..son mis puntos de vista…y como todo ser humano puedo estar equivocado……siempre dispuesto a recibir críticas constructivas, para mejorar y de esta forma aumentar mi nivel de confiabilidad humana….
De nuevo les deseo a todos unas navidades confiables con un 100 % de probabilidad de éxito y salud para el próximo año 2018.

Carlos Parra
PhD. MSc. Eng.
parrac37@gmail.com, parrac@ingecon.net.in
Gerente General de IngeCon (Asesoría Integral en Ingeniería de Confiabilidad)
http://www.confiabilidadoperacional.com/
Representante de INGEMAN para Latinoamérica
Grupo de investigación en Ingeniería de Confiabilidad y Mantenimiento: http://taylor.us.es/sim, http://www.ingeman.net/
Enlace a Grupo de Ingeniería de Confiabilidad Operacional, http://www.linkedin.com/groups?home=&gid=4134220&trk=groups_management_edit_group_info-h-logo
1. Próximo curso de certificación RCM:
Miami, 23 – 25 Mayo 2018.
Curso de Certificación de facilitadores de la metodología:“Mantenimiento en Centrado en Confiabilidad (MCC), Reliability Centered Maintenance (RCM)” (español).
Incluye software de Análisis de Confiabilidad.
Información detallada: https://lnkd.in/eEeJq9N
Formato de inscripción: https://lnkd.in/edSZHdq
Lugar: Hotel Hampton Inn & Suites by Hilton, Miami Airport South/Blue Lagoon
2. Programa preliminar de cursos 2018 (Latinoamérica): https://lnkd.in/eSeNEAj Ingeniería de Confiabilidad, Mantenimiento y Gestión de Activos
Lugares en donde se dictarán los cursos: Santiago de Chile, Buenos Aires, Bogotá, Quito, Ciudad de México, Santo Domingo, San Salvador, Panamá, Lima y Miami.

Categoría: Artículo técnico, Dosis de conocimiento, Noticias, PlanetRAMS

Comments are closed.