LA CUESTIÓN ES ¿PODREMOS PRESCINDIR DEL MANTENIMIENTO?

| 15 marzo 2018 | Respuesta

¿Para qué mantenimiento si ya no hay nada que mantener?

No es la primera vez que alguien comenta, como muy esperanzado, en la posibilidad de disponer de tecnologías donde el concepto de mantenimiento desaparezca (esto es la prevención del mantenimiento llevada al extremo absoluto, que no es lo mismo que el mantenimiento preventivo). Incluso hay quienes consideran que los días del mantenimiento están contados, si no en toda su expresión, al menos en algunas de sus formas conocidas.

¿Pero será realmente posible tal idea?

Una vez pregunté en una planta de procesamiento de níquel cuánto tiempo se podría seguir produciendo si todo el personal de mantenimiento se fuera de vacaciones y las respuestas se movieron en estimaciones entre unas pocas horas y algunos aseguraron que serían sólo minutos…

En una planta italiana, que produce partes para motores, con una línea robotizada, se pone en evidencia que los robots también se deterioran y fallan y que necesitan mantenimiento especializado y costoso a intervalos. En un cierto momento requieren ser sustituidos. La productividad crece varias veces con la inserción de los robots. La necesidad de operadores disminuye pero la necesidad de mantenimiento y su costo asociado permanece.

También le puede interesar MANTENIMIENTO: EL COSTO DE DISMINUIR LAS PERDIDAS

En la aviación han existido casos de “errores del piloto automático” derivados de fallos ocultos en sensores que hacen tomar la decisión equivocada. Han ocurrido accidentes con el sistema de control autónomo de vehículos, por fallos de los sensores o mal funcionamiento en ciertas condiciones operativas…

Sabemos al dedillo que, en general, podemos dividir cualquier componente, activo, sistema en reparable o no reparable (y autoreparable en un concepto futurista). De modo que pensar en prescindir del mantenimiento significa, en gran medida, la extinción de los sistemas reparables. ¿Cómo podemos lograr un propósito tan atractivo?

¡Ah, si todos los sistemas fueran no reparables! Significaría entonces que no habrá oportunidad de corregir fallos, y esto a su vez nos está diciendo que su confiabilidad tendrá que ser muy elevada para poder brindar seguridad en que se cumplirán las funciones requeridas.

“la extinción de los sistemas reparables. ¿Cómo podemos lograr un propósito tan atractivo?”

Estoy totalmente de acuerdo en enterrar al mantenimiento, e incluso en despedir su duelo. Lo único —nimio detalle— que para que ello suceda, primeramente tendríamos que hacer desaparecer a los procesos de deterioro, destrucción, a los errores humanos, y a los costos –muchas veces inadmisisbles e insostenibles– de alcanzar el cumplimiento de funciones a pura confiabilidad.

También le puede interesar MANTENIMIENTO ¿INVERSIÓN? ¿CREADOR DE VALOR? ¿GENERADOR DE UTILIDADES?

Tendríamos también que lograr que no existan errores de diseño y fabricación, y que todos los sistemas se ajusten perfectamente a los diferentes contextos operacionales sin sufrir impactos negativos no previstos a pesar que puedan cometerse errores de operación. Sinergias “perfectas” e “ilimitadas” entre máquinas y operadores y resistencia al fallo del 100% de los componentes físicos (incluidos los de seguridad) y no físicos (softwares)… Tal ilusionismo generado por un pensamiento que excluye los fenómenos objetivos lo dejamos para otros. Somos profesionales de la mantenibilidad y la confiabilidad y como tal soñamos con los pies anclados a la realidad de las variables de la destrucción que actúan inevitablemente.

“Afirmar que el mantenimiento desaparecerá -porque no será necesario prevenir y corregir los fallos en máquinas- es como decir que dejará de existir la medicina porque no habrán más enfermedades.”

Aún sin hacer uso de un activo, hay que conservarlo. Se necesita mantenerlo o sufrirá posibles pérdidas de funcionalidad y fallos ocultos. Mantenimiento mantiene las funciones de los activos y no a los activos físicos, cómo ya comentado en otros artículos. Aún si un sistema es no reparable, usted deberá planificar su rotación y sustitución para evitar o corregir fallos funcionales. Eso es y será siempre mantenimiento.

En un ejemplo sencillo de la vida: una lámpara común es un componente no reparable, no obstante cumple alguna función de iluminación y si la bombilla falla, hay un fallo funcional y usted tiene que sustituirla o restaurarla: para tales casos, eso es y será siempre mantenimiento (mantenimiento correctivo inmediato o de oportunidad).

Lea también TIPOS DE MANTENIMIENTO ¿CUÁNTOS Y CUÁLES SON?

Si vemos lo que está sucediendo hoy, resulta que cada vez los procesos productivos necesitan menos operadores, pero siempre son necesarios los mantenedores especializados y los operadores polivalentes. La automatización, la robotización cada vez sustituyen más la intervención humana. Pero ¿y cómo se podría continuar a producir con máquinas automáticas y robots “inteligentes” si ellos también están hechos de componentes con tasas de fallos y sufren los procesos de degradación y consecuentes fallos?

“Somos profesionales de la mantenibilidad y la confiabilidad y como tal soñamos con los pies anclados a la realidad de las variables de la destrucción que actúan inevitablemente.”

Afirmar que el mantenimiento desaparecerá -porque no será necesario prevenir y corregir los fallos en máquinas- es como decir que dejará de existir la medicina porque no habrán más enfermedades. Por el contrario, el mantenimiento es hoy una disciplina compleja y multidisciplinaria en proporción a la complejidad e integración de las nuevas tecnologías. Hasta los softwares fallan y hacen fallar a las máquinas.

Quieralo o no, no se puede desentender del mantenimiento, no importa que invoque al Olimpo o que haga como el avestruz. Igual seguirá estando ahí su necesidad. Consejo de amigo: O lo aplica consecuentemente, según el estado del arte y de una vez por todas, o más temprano que tarde su empresa pierde. ▲

Por Luis Felipe Sexto – @lsexto

Etiquetas: , , , , , ,

Categoría: Artículo técnico, Noticias

Responder

You must be Iniciar sesión to post a comment.